Tengo amigos que lo han sido en su dia y algunos lo siguen siendo, quizás distantes en la distancia pero no en el corazón, algunos se quedaron en el ejército, cuando mi temporada de militar, otros se han quedado en Galicia y en Irlanda, algunos me ha parecido tener en Andorra, pero amigos de verdad, de aquellos que espero poder volver a conocer en otras vidas tengo muy poquitos.

Entre ellos algunos de los anteriores y todos los animalitos que han compartido sus vidas conmigo. Spock, Leidón, Patucos, Kuka, Rufo, Lucas, Dalila, Trasto, Pampul, Greta, Timmy, Virus, Gatet, Bebe, Valdufa, Sispo, Merlin y Andy.

De todos ellos sólo me quedan en este mundo los dos últimos. Pero muchas veces sueño que estoy en otro mundo, con montañas, paisajes verdes y lagos, y que puedo disfrutar con todos ellos, corriendo de montaña en montaña, plenos de salud y yo mismo transformado en un lobo que intenta mantener la protección de todos esos espíritus libres, cariñosos y cercanos. Sinceramente espero poder compartir con todos ellos un futuro en otras vidas, en otras reencarnaciones, han sido mis mejores compañeros y amigos durante un período de mi vida, y seguro que lo volverán a ser en otra.
Cuando le hemos realizado eutanasia a alguno de ellos, porque su dignidad estaba en el límite bajo, me he repensado mucho la adopción de otro, hoy en día me da miedo el día que se me vaya Merlin, creo que prefiero irme yo antes, lo sufriré si se va él primero, a pesar de que es sólo una despedida temporal, pero siempre me ha asaltado una duda, ¿y si el próximo que adopte lleva dentro el mismo espíritu compañero y amigo que ha estado conmigo durante tanto tiempo y me ha dado la mejor vida emocional que he podido tener?
En la cultura gaélica siempre llevan consigo un perro todos aquellos guerreros, reyes y héroes que han significado algo en la historia o mitología, a sus nombres siempre se les ha añadido a su nombre dos letras CU cuando se hacían merecedores de la lealtad de su compañero, en la wikipedia hay algo sobre esto.
Hoy tengo en casa un Lebrel Irlandés, que me ha llegado en adopción desde la perrera de Andorra, Andy, y también tengo un caballero alemán, Merlin el mago, un Braco de Weimar adoptado desde el refugio de benabarre y también tengo una gata negra y ciega que absorve las energías, las buenas y las malas :-)
Sinceramente espero haber dado y dar a tod@s ellos una existencia un poco agradable y la mejor que pueda, porque son de las pocas almas gemelas que tengo.